Los atajos de cada día. Tabla imprimible de símbolos

Esos dichosos símbolos que no aparecen en el teclado y siempre nos cuesta recordar cómo insertar. 

Esta tabla para imprimir en formato Din A-4 te resultará útil. Seguro.

 

atajos Windows page-0001

Vacaciones del 2 al 16 de septiembre (ambos inclusive)

summerfield-336672 640 2

«La hormiga es sabia, pero no lo sufciente como para tomarse unas vacaciones».  (Clarence Day)

Asumimos con orgullo nuestra parte de cigarra para volver el 17 de septiembre con energías renovadas, no sin dar las gracias antes a nuestros maravillosos clientes, que han seguido contando con nosotros  durante esta año raro contribuyendo a que, aunque todo vaya más lento, nada se pare. ¡Gracias por seguir ahí!

10 consejos para presentarte a certámenes literarios

help-489485694-170667a

 

No desvelamos ningún secreto al afirmar que, tal y como están las cosas, ganar o resultar finalista en un certamen literario es más difícil que nunca. Las editoriales no siempre juegan limpio porque priman intereses, no solo económicos, que han convertido muchos concursos en auténticas campañas de marketing.

  1. Conoce tu género literario y céntrate en él. Es habitual que, tentados por los premios más jugosos, nos adentremos en arenas movedizas, es decir, en géneros que no dominamos. Si destacas en novela negra, ¿para qué lanzarte a un certamen de poesía? A pesar de que existen «todoterrenos» en literatura, suele tratarse de escritores consagrados con muchos renglones y experiencia detrás y, por qué no decirlo, cierta manga ancha por parte de sus editoriales, a las que generalmente han hecho ganar un buen dinero. Así que, en este punto, el mejor consejo que podemos darte es que seas consciente de tus fortalezas y flaquezas (un informe literario suele abrir bastante los ojos) y trabajes sobre ellas.

  2. Dales un comienzo potente. Ten en cuenta que por las manos (y ojos) de cada miembro del jurado deberán pasar más de 100 obras y no dispone de tiempo material para leerlas a no ser que esas primeras páginas susciten realmente su interés. Si le gustan las dos primeras, se animará a leer tres o cuatro más; si la historia y la forma en la que está escrita le engancha, pasarás a la siguiente fase; de lo contrario… a la papelera. Mima tu obra entera, por supuesto, pero especialmente las primeras ocho, diez páginas. 

  3. Elige los certámenes que te interesen y se correspondan con tu género. Elabora una lista corta y averigua quién los ha ganado en los últimos años y con qué obra. Te dará una idea de por dónde van los gustos del jurado y del tipo de escritor que buscan. En algunos casos los jurados juegan al despiste y les gusta sorprender con sus decisiones, pero en la mayoría apuestan por perfiles bastante definidos.

  4. Distingue entre concursos grandes y medianos/pequeños. Los grandes certámenes (Planeta, Primavera, Alfaguara…) tienen un funcionamiento bastante intrincado en función de lo que deseen conseguir: a veces, necesitarás de un agente literario con «mano»en la casa que te introduzca; otras, se concede el premio a un autor que ya pertenece a esa editorial pero que necesita un empujón para convertirse en best-seller. En un tercer caso, se busca consagrar a un líder de opinión que puede venir de sectores como la literatura, el periodismo, la política o ser, simplemente, una celebridad. En estos concursos lo tienes bastante crudo, para qué engañarnos. Nuestro consejo es que centres tus esfuerzos en concursos organizados por ayuntamientos, comunidades, organizaciones culturales u otros organismos, que apuestan por la calidad de las obras, no solamente por un nombre. Ahí es donde realmente tendrás más posibilidades de éxito para darte a conocer.

Cuarenta palabras que no llevan tilde y de las que a menudo dudamos

 office-620822 640

Algunas veces, las menos, por cambios reconocidos por RAE (la mayoría en 2010) y otras, las más, porque estamos acostumbrados a verlas escritas de forma incorrecta en algunos medios de comunicación y en redes sociales, lo cierto es que hay una serie de palabras que a menudo dudamos acerca de si llevan tilde o no. Que no te confundan, lee este listado un par de veces y averigua si alguna se te había escapado. Tu memoria fotográfica tomará nota y las dudas serán cosa del pasado. Un último detalle: el uso de «acento» en vez de «tilde» es válido.

Acabose y ponme: no llevan tilde por ser llanas y acabadas en vocal.

Altruismo: llana y acabada en vocal, no lleva tilde.

Asimismo: la confusión viene por tratarse de una expresión derivada de así, pero asimismo, al ser llana y acabar en vocal, no lleva acento.

Ocho errores típicos de escritor novato

 

female-865110 640

Te confieso que al escribir el título de esta entrada tuve que contenerme para no añadir y no tan noveles, pero luego reflexioné un poquito. Tal vez hemos empoderado demasiado a las musas y colocado la palabra talento en un pedestal tan alto que nos hemos olvidado de que escribir (bien) no es esperar de brazos cruzados a la inspiración, sino que implica técnica, práctica y un afán constante de mejora. Si no se dominan los aspectos que te detallo a continuación no habrá argumento, por muy brillante que sea, que atrape al lector. Y créeme, los lectores son más exigentes de lo que parece.

Subcategorías

Página 2 de 9