Teléfono

(+34) 666 539 515

info@ewordcomunicacion.com

facebook eword comunicaciontwittergoogleplus eword comunicacion"logo

¿Tiene ventajas contratar a un traductor externo?

 

Fotolia 21640381 XS

 

La respuesta es SÍ.

Y te vamos a explicar por qué.

 Las empresas exportadoras, bien sea aquellas que empiezan en la andadura de su trayectoria internacional, bien las que están empezando a introducirse en nuevos países, a menudo se plantean esta pregunta. Por supuesto que hay que traducir, porque el objetivo de la empresa es ese mercado y, para alcanzar este objetivo, no se pueden poner barreras, como puede ser una presentación o una documentación en un idioma distinto. Pero, ¿tiene sentido contratar una traducción profesional? ¿Qué nos ofrece un profesional de la traducción? Las razones son muchas, empezando porque no sólo se necesita una traducción; hay que adaptar el texto al mercado y para ello necesitamos un profesional que sepa entender y recrear su mensaje en otro idioma. Pero ahora destacaremos los tres motivos principales:


MEJORA LA COMUNICACIÓN CON TUS CLIENTES

La traducción no solo es pasar unas palabras de un idioma a otro. El objetivo de una traducción es comunicar en un idioma lo mismo que se enuncia en el idioma original, manteniendo el sentido, pero adaptándose a las peculiaridades sociocomunicativas de otro país. A veces, se necesitan otras palabras para que la comunicación con el receptor sea óptima. Y muy a menudo, el tono, las formalidades las expresiones hechas cambian a de una lengua a otra. Los traductores profesionales no traducimos palabras de un idioma a otro, leemos el texto, entendemos su objetivo, vemos a quién va dirigido y lo reescribimos en otro idioma para mantener el mismo mensaje, tono y sentido que el texto original. Y todo esto con el objetivo de que la comunicación de su empresa no tenga barreras.


MEJORA TU IMAGEN DE MARCA

A la hora de captar nuevos clientes con otras nacionalidades y otros idiomas, la traducción permite eliminar las barreras lingüísticas y acercarnos de tú a tú a nuestro cliente potencial. Una traducción hecha por un profesional a su idioma nativo facilita aún más su comprensión, pues estará bien redactado y el lector lo entenderá rápidamente, algo que no pasa cuando la traducción es defectuosa. Un texto bien escrito y bien redactado llega más rápido y mejor al cliente potencial, dando sensación de limpieza, transparencia y preocupación por la comprensión del cliente, así que mejora su imagen de marca.

 

SUPONE UN AHORRO 

Cuando subcontratas la traducción de sus textos a profesionales, tu personal no tendrá que dedicar horas a este trabajo, para el que no siempre están están cualificados, y podrán concentrarse en sus tareas principales. Por ejemplo, tu equipo de ventas podrá centrarse en vender, y tu equipo de diseño, a diseñar, con el consiguiente ahorro para tu empresa. 

Las traducciones profesionales cuestan mucho menos de lo que imaginas. ¿Por qué no nos preguntas? Recibirás tu presupuesto sin compromiso en menos de 24 horas. Te sorprenderás.


Posedición no es igual a traducción "kamikaze"

 

Fotolia 53883705 XS

 

Esta entrada nace como resultado de una conversación online hace unos días entre varios colegas de profesión. Una de ellas comentaba que había tenido que rechazar un trabajo de posedición porque le habían entregado un dosier de presentación de una campaña directamente traducido a través de Google. Al cliente, que no estaba familiarizado con el mundo de la traducción, alguna mente preclara le había hablado de cómo conseguir un texto profesional de calidad a mitad de precio que una traducción convencional.

¿Cómo acabó la historia? Podríamos decir que bien. Después de la sorpresa inicial por ambas partes, se le explicó al cliente en qué consistía un servicio de posedición, qué requisitos debería cumplir el texto a tratar y por qué, en su caso concreto, necesitaba un traductor "de carne y hueso"

Dependiendo del texto que tengamos, podremos necesitar un servicio u otro. Vamos a intentar aclarar aquí qué podemos esperar de un servicio de posedición.

A grandes rasgos, la posedición es una traducción efectuada por un traductor automático especializado supervisado y corregido posteriormente por un traductor "de carne y hueso". Dentro de esos traductores automáticos, hablamos de programas profesionales, adaptados en muchas ocasiones al tipo de empresa. No entran en esa categoría Google Translate, Babylon, Politraductor ni ninguna plataforma gratuita online. El motivo no es otro que estos traductores anteriormente citados  son máquinas: no piensan (de momento), traducen de forma literal, no entienden de giros idiomáticos y muy a menudo ofrecen errores gramaticales y de sintaxis. Hasta tal punto que el Instituto Cervantes retiró a finales del 2013 su traductor automático online. Digamos que nos facilitan la comprensión del documento, pero este no tiene ni la calidad ni el estilo aceptable para ser publicado o enviado al cliente cuando lo que nos interesa es presentar una imagen cuidada de nuestra empresa o nuestros servicios.  

Si el cliente nos presenta un texto coherente, traducido por una sistema automático profesional, entonces el traductor sí podrá hacer una labor de revisión y corrección rápida y más económica, borrando todo rastro de traducción automática y presentando un texto de una calidad óptima.

Puede usarse en traducciones de material de uso interno, manuales o instrucciones para usuarios, borradores de documentos, diapositivas, dosieres, correos electrónicos, contenidos de páginas web…  Sin embargo, su uso está totalmente desaconsejado en cualquier tipo de material literario, documentos oficiales y trabajos de marketing y publicidad, donde el doble sentido de las palabras y los juegos del lenguaje son parte fundamental. Tanto como explicar a nuestros clientes, que no siempre están familiarizados con este tipo de servicios, qué opción es la que mejor se adapta en cada momento a su necesidad de traducción o corrección. 

Esperamos que esta entrada te haya sido de ayuda. Si es así, nos encantaría que lo compartieras ;)
¡Hasta el próximo post!
 
 
 

¿Y si uso un traductor automático para mi página web?

 

Has llegado a un punto en el que necesitas que tu página web llegue a un mayor número de clientes y darte a conocer más allá de tus fronteras. Necesitas traducir tu página.

Muchos, te lo aseguro, te dirán que uses un traductor automático. Porque es gratis y rápido. Más que rápido... inmediato.

Pues es cierto: usar un traductor automático para traducir tu página web es una opción rápida y barata. Casi todos los portales proporcionan este servicio de forma gratuita, e incluso en algunos casos cuentan con un servicio premium que ofrece resultados de mayor calidad a un precio muy económico. Además, algunos navegadores como el omnipresente Google Chrome, ofrecen una opción de traducción automática que detecta cuándo una página está escrita en un idioma diferente al que tenemos predefinido y nos pregunta si deseamos traducirla a nuestra lengua.

Esta opción es útil en el caso de textos privados. Te permite conocer a grandes rasgos la información contenida en esa página y responde siempre al "mejor esto que nada".

Pero si estamos hablando de la página web de tu empresa, debes tener en cuenta otros factores. El primero, y más importante, es que esa web será tu carta de presentación ante tus futuros clientes online.

Si decides usar un traductor en línea o instalar plugins de traducción automática, tendrás a tu favor el bajo coste y la inmediatez en el resultado. Esto se consigue, no mediante un ejército de políglotas encerrados 24 horas en un sótano de algún páis remoto, como pueden pensar algunos :), sino a través de un software. Así que la principal desventaja que encontrarás es que resultará un texto sin un estilo concreto, con errores de concordancia en el género o el número, los tiempos verbales mal ajustados y errores de expresión. Olvídate también de cualquier frase hecha o expresión coloquial; serán traducidas de forma literal y hará que nos encontremos cosas como estas: 

 IMG 2491

IMG 2492

IMG 2493

Pero si lo que deseas es un servicio adaptado a tus necesitades, que te garantice un texto coherente, ajustado a las normas lingüísticas y con el que puedas llegar a tus clientes de forma impecable, entonces, necesitas un traductor autónomo o una agencia de comunicación como Eword que cuente con traductores especialistas en diversas materias. Por supuesto, este servicio tiene un precio, muchas veces por debajo del que imaginas, pero es importante tener claro qué es lo que deseas para crecer antes de tomar una decisión a la ligera.

Porque nunca nos cansaremos de decir que en el marketing aplicado a la lengua, la forma cuenta, y mucho.

 

Página 2 de 2